Algunos detalles más sobre el KL Warschau

Para aquellos que estén especialmente interesados en este tema, expongo muy brevemente en esta segunda entrada algunos detalles más sobre la historia de este campo.

Pocos detalles hemos dado en realidad sobre el personal del campo, así como sobre las investigaciones judiciales que se llevaron a cabo después de la guerra. Sería interesante conocer algunos detalles sobre ambas cosas.

Señalábamos en la entrada anterior la plurinacionalidad de los prisioneros traídos de Auschwitz al campo de Varsovia. Algo parecido sucedió con el personal de vigilancia del campo. Dicho personal lo formaban 259 personas, la mayoría de los cuales eran volkdeutsche procedentes de Rumanía. También había vigilantes que eran volkdeutsche yugoslavos. Bogusław Kopka, en su libro ya mencionado sobre el KL Warschau, explica que muchos de ellos no conocían bien el alemán, que a veces había que explicarles las órdenes y que algunos eran analfabetos. Por otra parte, los conflictos entre los vigilantes alemanes y los volkdeutsche eran tan evidentes que los propios prisioneros lo notaban. Además, como en otros campos, la corrupción del personal era generalizada.

En marzo de 1944, el comandante del campo, Nikolaus Herbert, así como Wilhelm Härtel, otro de los cargos importantes del campo, fueron arrestados. El motivo fue la fuga de un prisionero que tenía el estatus de Reichsdeutsch. El 30 de abril de ese mismo año se relevó a todos los cargos y destacamentos. A principios de mayo se llevó a la compañía de centinelas de vuelta a Sachsenhausen y el relevo lo tomó personal procedente del KL Lublin, esto es, de Majdanek. De hecho, el 24 de abril el KL Warschau dejó de ser un campo independiente y pasó a depender del KL Lublin. El nuevo comandante lo pasó a ser Wilhelm Ruppert, procedente también de Majdanek.

Según señala Kopka, después de la guerra, 53 funcionarios así como kapos del KL Warschau fueron juzgados por crímenes de guerra por la justicia polaca. Las sentencias fueron en general de varios años de cárcel, en pocas ocasiones de muerte o cadena perpetua. En 1956 la mayoría de ellos quedó en libertad y pudo regresar a su país.

La justicia comunista no fue tan comprensiva con los patriotas polacos que luchaban contra el nuevo régimen impuesto por Stalin. Aquí se aplicaron generalmente las penas máximas: la de muerte o las largas condenas de cárcel junto con la pérdida de los bienes. Más de una vez, para humillar aún más a los prisioneros políticos, los condenados eran encerrados en las mismas celdas que los criminales de guerra alemanes [como le ocurrió a Kazimierz Moczarski, autor de Conversaciones con un verdugo, fruto de sus conversaciones con Jürgen Stroop].

Pero de acuerdo con Kopka, en realidad la mayoría de los criminales de guerra del KL Warschau nunca fueron imputados.

Otra deficiencia importante que cabría comentar en relación con el KL Warschau son las deficientes diligencias con que en la posguerra se pusieron en marcha las inspecciones de los lugares en que había estado el campo. En mayo de 1945, nada más acabar la guerra se inició un procedimiento legal para investigar el caso. Fue sin embargo muy pronto desistido porque el acceso a lugares importantes fue pronto prohibido debido a la creación de un campo del NKWD, heredado después por la policía política polaca (UB). La exhumación de cenizas y cuerpos (de la que fueron hechas fotografías) se llegó a llevar entonces únicamente en una parte del antiguo campo, en los números 17 y 19 de la calle Zamenhof. Las últimas diligencias tras la guerra, como el interrogatorio a testigos, se realizaron en 1947 y luego no fue hasta 1974 que se volvió a abrir la investigación, pero se cerró sin embargo dos años después. Ya en 1986 el caso volvió a abrirse de nuevo. Tanto en los años 70 como en los 80 la investigación fue dirigida por la jueza Maria Trzcińska, ya mencionada en la entrada anterior. Como ya mencionamos, esta jueza llevó a cabo una gran labor de difusión del caso, aunque algunos aspectos importantes de su investigación sean como demuestra Kopka en su investigación muy discutibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s